ambicion.jpg

La ambición no es siempre mala, al contrario. Muchas veces ambicionar algo quiere decir superarse, mejorar. Debe ser un sentimiento que se tenga en justa medida, para que no se convierta en codicia, aquel famoso pecado capital.

Hay quienes han reflexionado sobre el tema, escribiendo algunas frases que intentan demostrar y significar esto que llamamos ambición.

En este caso seleccionamos las mejores de ellas:

"Nada levanta tanto al hombre por encima de las mezquindades de la vida como admirar, sea lo que sea o a quienquiera que sea."

"Siempre hay un elemento de ambición de las vidas humanas. De no ser así, se pararían."

"Si supiéramos la ambición y la vanidad ¿dónde quedarían los héroes y los patriotas?"

"Todas las ambiciones son detestables, excepto las que ennoblecen y estimulan a la humanidad."

"Ten cuidado con el hombre que nada ambiciona"

"La ambición no se hermana bien con la bondad, sino con el orgullo, la astucia y la crueldad."

"La ambición en sí no es realmente más que la sombra de un sueño."

"El que aspira a lo grande ha de saber limitar sus deseos; quien, al contrario, todo lo quiere no ambiciona en realidad nada y nada consigue."

"El más acerbo dolor entre los hombres es aspirar a mucho y no poder nada."

"El ambicioso es un esclavo de lo mucho que desea."

"Donde la ambición encubre sus empeños, incluso para la persona misma, es la más incurable e inflexible de las pasiones."

"Todos los pecados tienen su origen en el complejo de inferioridad, que otras veces se llama ambición."